458

Las 7 habilidades mejor valuadas en los vendedores

Si quieres destacar en una venta tendrás que aprender a desarrollar estas características para añadir un valor extra frente a tus clientes.

En las oficinas siempre hay uno o varios vendedores “estrella”. En la mía son varios los que destacan entre los demás, ya sea por los números que generan para la empresa (más ingresos, nuevos clientes) o por su experiencia.

Sin embargo, son muchas las situaciones y circunstancias de su pasado que los impulsaron a estar en esa posición de “estrella”.
Sus conocimientos técnicos y teóricos, su habilidad para conocer todas las características de un servicio o producto y saberlo colocar en cualquier mercado o industria, sus detalles con los clientes, etc.
El experto en ventas, Xavier Peralta Maniviesa, escribe para PYMERANG las 7 habilidades más preciadas en los vendedores y que deberías estar buscando y desarrollando en tu equipo comercial.

Capacidad de escucha
Ésta es una de las habilidades más buscadas entre los asesores comerciales. Esta competencia supone una herramienta muy valiosa para el vendedor, ya que si el cliente se siente escuchado se puede establecer una relación duradera y de calidad. Es el primer paso para facilitar la comunicación y la relación comercial con el cliente.
Comunicación eficaz
Para un vendedor es fundamental demostrar unas habilidades comunicativas excelentes. Se trata de transmitir los mensajes necesarios de forma que el cliente comprenda, de forma fidedigna, lo que el vendedor pretende comunicar, en cuanto al producto o servicio que comercializa.
Empatía y confianza
Para un vendedor, es esencial lograr una buena sintonía con su cliente y generar un clima de confianza. Con la empatía, el vendedor consigue que su cliente se sienta valorado, ya que puede llegar a sentir que entienden sus necesidades y preocupaciones en relación al producto o servicio.
Proactividad
El buen vendedor se anticipa, con iniciativa y energía, en su relación con el cliente y en su principal objetivo, que es el cierre de la venta. Esto se extiende a cuestiones clave como ofrecer nuevos descuentos, o productos o servicios alternativos, buscando, si cabe, nuevas necesidades del cliente.
Paciencia e insistencia
En el mundo de las ventas, se valora a las personas con una alta tolerancia a la frustración y, sobre todo, perseverantes e insistentes. Es habitual entre los vendedores que muestren una gran capacidad para crear un buen vínculo con el cliente, pero no demuestran el interés necesario para cerrar de forma efectiva una venta.
Planificación y organización del trabajo
Además de la relación con el cliente, el vendedor tiene que demostrar una alta capacidad para gestionar su agenda y toda la documentación relacionada con las visitas, informes, etc. Ésta es una de las habilidades más buscadas entre los buenos vendedores, ya que es muy habitual que carezcan de ella.
Autonomía
Dado el carácter autónomo de la labor del comercial, es imprescindible que el vendedor sea capaz de mostrar independencia, tanto en la gestión de su propia agenda como en su relación con los clientes. Esto no contradice el hecho que todos los vendedores deben ser debidamente supervisados por los responsables del departamento comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *